Tomando en cuenta la solicitud hecha por el diputado Oskar Matute, el cual pidió que se retirara los recursos contra las leyes navarras y vascas, la vicepresidenta del gobierno español ha manifestado ante el Congreso de los Diputados dicha voluntad propuesta, lo cual sugiere que España se muestra dispuesta a analizar este asunto.

España se muestra dispuesta a analizar los recursos contra las leyes navarras y vascas

Soraya Sáenz de Santamaría, la cual es vicepresidenta del gobierno español, ha manifestado ante el Congreso de Diputados, la voluntad de reanalizar algunos de los recursos establecidos en contra de las leyes navarras y vascas, con el propósito de reducir el conflicto. Dichos recursos fueron establecidos por el Ejecutivo Central. Según palabras de ella, esos recursos pueden negociarse con los cambios actualizados consiguientes. Lo anterior sugiere que España se muestra dispuesta a analizar este asunto.

En la sesión de control que se realizó el martes 29 de noviembre de 2016, Santamaría se expresó de esa forma debido a la solicitud del diputado Oskar Matute de retirar dichos recursos establecidos contra las leyes navarras y vascas, los cuales fueron impulsados por el Ejecutivo Central. Matute mencionó, además, de que la idea es que el Ejecutivo cambie de posición, tomando en cuenta los nuevos tiempos que se están viviendo con respecto a la política.

En total, el Ejecutivo Central ha recurrido a 17 disposiciones relacionadas con el gobierno Vasco, según expresó la vicepresidenta del gobierno español. Y con respecto a las leyes navarras, en total, se han recurrido a 15 disposiciones del Parlamento, las cuales fueron aprobadas en contra de las instituciones de la Comunidad Foral.

En este marco, se ha alegado, como justificación, que los recursos que se presentaron contra las normas buscan defender al Gobierno Central con respecto a sus competencias, además de que los mismos pretenden conseguir el beneficio de todos los españoles.
Por último, se manifestó que los recursos establecidos no responden a cuestiones sociales.

Dejar respuesta