El Tribunal Supremo ha decidido: Multa a Santander de un millón de euros, luego que se confirmara una falta de control en una cuenta bancaria asociada al grupo Nueva Rumasa.

Se estipulo una falta grave en la prevención del blanqueo por parte del Banco Santander, al registrarse un retiro de 19,8 millones de euros de la que no se tiene justificación alguna, en por lo menos cuatro años consecutivos.

Al infringir la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales, el Banco tuvo una gran falta de vigilancia, por lo que un representante del Grupo Nueva Rumasa pudo extraer de una cuenta bancaria asociada a Vinícola Soto, bodega perteneciente a la familia Ruiz Mateos mientras que se encontraban en investigaciones por parte de la Audiencia Nacional.

Entre los años 2007 y 2011, se presentaron movimientos en la cuenta que ascendieron a 58 millones de euros entre retiros y abonos en la misma, mientras que se registraron importes cargados por concepto de disposición efectivo en oficina, que ascendieron a más de 19 millones de euros.

Incumplimientos que sustentan multa a Santander de un millón de euros.

A pesar de que el Banco alega que el incumplimiento fue ocasional, por lo que no existe indicio de blanqueo de capitales, el tribunal supremo detecto más de 600 incumplimientos entre los que se incluyen ingresos de cheques, cobro de por lo menos 10 cheques, transferencias bancarias y más de 340 ingresos en efecto, lo que confirma constantes irregularidades por parte de la entidad bancaria, lo que ha llevado a una multa a Santander de un millón de euros.

Se rechaza completamente que dicha sanción sea desproporcionada, por cuanto en los años donde se presentaron los incumplimientos, las sumas manejadas superan por mucho la cantidad de un millón de euros.

Dejar respuesta